domingo, noviembre 30, 2008

Tener una maestra es útil


El miércoles 26, luego la charla que tuvimos en el Ateneo, tuve la sorpresa de conocer a Adriana Mari, maestra en un jardín que esta en la villa 21-24, cita en Barracas -La Boca. Ella me había mandado un mail contándome su trabajo con mi libro "Tener un patito es útil" con chicos desde bebés a 5 años.

Me vino a mostrar lo que habían hecho: a partir de unos muñecos hechos entre los padres y los nenes, trabajaron en la creación de un libro con la estructura del patito, dibujando y escribiendo cada uno a su manera.

Si pueden ver en detalle los dibujos, ¡a mí me matan!! Tienen la historia contada por el nene, y luego por el muñeco, claro está.

Nos contó anécdotas muy fuertes acerca de algunos nenes, entre ellos un nene autista que también pudo hacer su muñeco y libro...



¿Qué decir ante esta magia y alegría poderosas?

Esto nos contaba Adriana a mí y a la gente de FCE:
Mi nombre es Adriana Mari, soy maestra en un jardín que esta en la villa 21-24, cita en Barracas -La Boca.
Hace un tiempo, quede maravillada con un libro que Canela en su programa, publicitaba, su nombre es Un patito es útil.

A propósito de unas jornadas, que realicé recientemente en la feria del libro infantil, adquirí allí el libro en cuestión.
Rápidamente, lo asocié con un una experiencia pedagógica que estoy llevando adelante en la sala donde trabajo, y que un principio se relaciono sólo con la plástica.

La idea fue que llegando a fin de año, cada uno de los 25 niños que tengo como alumnos, construyera un libro similar. El personaje, son ellos y un muñeco que cada uno construyó, y que ha marcado un salto cualitativo en su crecimiento en todas las áreas, por el valor simbólico que vino a ocupar y que ocupa.Veremos cuales serán los textos que cada uno relatará de esa historia que ha favorecido su imagen corporal, su esquema corporal, su ser en el mundo.
El proyecto tiene una fundamentación y el cierre del mismo tiene como objetivo que cada niño realice un libro. Ya los terminamos, cada uno hizo los dibujos y escribió -como pudo-aquello que dibujó.
Creo que los autores no imaginan el alcance, ni la dimensión que puede llegar a tener su obra.
El libro recorrió no solo mi sala- yo trabaje todo el año con niños y niñas de cuatro años, sino con todas las edades. Desde bebés de un año, hasta 5 inclusive.
El formato, las imagenes y el texto atrapan a los pequeños lectores, que luego de terminado lo abren en toda su extensión y apoyan la panza en el suelo para devorarse las imagenes y mirar que hay del otro lado.
Eso fue un gran disparador para trabajar, el tema que ha recorrido mi proyecto anual, que es la construccion de la subjetividad.

El marco teórico, que dio origen a nuestro proyecto, esta basado en la metáfora del galpón.

“Hace algún tiempo, a partir de varias experiencias, construimos una metáfora para nombrar situaciones en que la subjetividad supuesta para habitarlas no esta forjada.: la metáfora del galpón.. Un galpón es un recinto a cuya materialidad no le supone dignidad simbólica. La metáfora del galpón nos permite nombrar una aglomeración de materia humana sin una tarea compartida, sin una significación colectiva, sin una subjetividad capaz común”.Ignacio Lewcowicz-Pedagogía del aburrido-

Oficiemos de puente para que nuestros niños aprendan a construir solidariamente su espacio en la escuela y fuera de ella. Sentemos las bases, para que crezca la esperanza en ellos y porque no, también en nosotros, de que un mundo mejor es posible.

Quería acercarles el relato de esta experiencia, porque me parece bueno, descubrir los alcances que un libro puede tener, y me gustaría invitarlos el día que hagamos la muestra literaria, para mi seria un honor.

Cada vez que me encuentro con un rostro transformado, al escuchar una historia,un cuento, pienso si no estaré frente a un futuro escritor, a un artista , a un poeta y eso me llena de respeto, mágico mundo el de las palabras, si despiertan- a propósito de estos ¿por qué no? ese espíritu literario, que todos llevamos adentro, no importa donde estemos. Lo importante, es que en ese camino de búsqueda, haya quedado una huella, la de haber construído cultura, no cualquiera, sino la propia.
Gracias.

Adriana


¡Gracias a vos Adriana, ya es Navidad!
Esta semana iré a Barracas a conocer a los nenes, ya les cuento...

7 comentarios:

Deby dijo...

¡¡Felicitaciones Adriana!! Que importante el trabajo que haces.
Y vos Isol... ¿Que decirte? Yo también soy escritora, y solo pensar lo que genero tu patito me pone la piel de gallina.
Felicitaciones a vos también. Debes tener el alma hinchada.
Deby

Francesca dijo...

Hola Isol,
felicitaciones por tu trabajo y por el trabajo de todas las valiosas maestras como Adriana!
Me quedo sin palabra al ver que es lo que puede generar un libro tan inteligente y bien logrado como el tuyo.
Bravissima!
Un abrazo desde Bologna,
Francesca

María W. dijo...

¡Emociona, mueve! Tener una maestra Adriana es útil. Un beso, Isol.

maria dijo...

Miles de felicitaciones... a Adriana por su trabajo, por su dedicación, por creer en lo que hace!
y a ti Isol... me imagino el orgullo que puede provocar que una creacion tuya tenga alcances tan nobles!

Muchas felcitaciones a ambaa
Por favor cuenta de tu experiencia en Barracas...

un abrazo

mercedes dijo...

Bienvenidas las miles de Adriana que hay dispersas en el pais! Yo cuando sea grande quiero ser como vos Adriana! ja

Que emocion para vos Isol!

lau dijo...

puff.., qué increíble.., me emocioné como tonta..
la labor de adriana es inconmensurable..
y qué decir del patito..?
genias!!

Anita Califa dijo...

apa que loco. yo a esa adriana la conosco...